El Saltillo, arte de un río

Por Fernando Ottone, de Nómades Aventura

Cuando las ruedas de las motos se habían acostumbrado al ripio, a la arena y a la soledad de la estepa patagónica se abrió, de repente, un cañadón de tal belleza, que nos dejó sorprendidos. Habíamos llegado a El Saltillo, impresionante formación geológica tallada durante miles de años por el Río Chico sobre antiguas formaciones volcánicas.
Atrás habían quedado, momentáneamente en el olvido, los casi 160 kilómetros transcurridos desde Las Golondrinas, paraje cercano a El Bolsón. Vagos, también, los recuerdos de un ñandú al que le pasamos muy cerca, de  las fincas como islas en la inmensidad del desierto, de los pueblos en donde el tiempo corre distinto.

En la provincia del Chubut y a unos 25 kilómetros del pueblo de Cushamen, se encuentra este lugar adonde habíamos arribado.
Nos quedamos allí casi tres días , disfrutando de sus cascadas y pozones.
Los cielos nocturnos de la estepa, claros de tantas estrellas, nos sorprendían a la vera del fuego. Las charlas, anécdotas y mates se extendían entonces largo rato después del crepúsculo. Mientras tanto, la carne adquirida en Cushamen se cocinaba sobre las piedras planas que usábamos como parrillas o sartenes, según a gusto de la interpretación.
El amanecer nos sorprendía a los que dormíamos junto al fuego y luego del desayuno nos dedicábamos a la contemplación, a la exploración y a realizar caminando cortos recorridos por los alrededores.

La fauna es rica y variada, prueba de esto es la cantidad de huellas y excrementos que se observan en el lugar.
La rala vegetación propia de la estepa, se manifiesta en diversas y llamativas especies.
Las aguas están pobladas de truchas, por lo que la pesca es otro de los atractivos del lugar.
Geológicamente el lugar es muy atractivo para la observación de las distintas formas rocosas. Caminar orillando el río, nadar en sus aguas, ascender las formaciones rocosas, conducen a constantes sorpresas.

Si bien en escaso número, el lugar se utiliza para la ganadería. Si no se lleva  agua potable y se utiliza la del río es muy aconsejable una adecuada purificación.
Por los vientos propios de la patagonia y por el fuerte sol, es recomendable llevar carpa donde refugiarse.
Hay poca leña, la cual puede conseguirse más facilmente  buscando sobre la costa del río.
Fabián Delaunay y Matías Lerena fueron mis compañeros en esta aventura.
Disfrutando del lugar, casi sin darnos cuenta, se nos escurrió el tiempo para estar allí.
Tras levantar el campamento, nos fuimos alejando  concentrados en la conducción de las motos, tal vez por eso no dolió la despedida. Atrás fué quedando el Río Chico y su paciente labor. Seguramente, ahí seguirá tallando la roca, palmo a palmo, por miles de años más.
Como llegar:
El camino presenta “serruchos” y sectores arenosos. Es recomendable transitarlo con vehículos 4 x 4 aunque con tracción simple también es viable. En moto, conviene estar entrenado en este tipo de geografía y andar con precaución.
Desde Cushamen sale hacia el sudeste un camino que llega a un puente sobre el Río Ñorquinco. Al cruzarlo, pocos metros más adelante y a la izquierda hay un cartel que indica el camino a El Saltillo.  Tras aproximadamente 16 kmts desde el puente nombrado el camino se bifurca dejando en el medio una vivienda. Hay que tomar el camino de la izquierda (faltan aún unos 9 kilómetros para llegar). Más adelante hay  un grupo de casas de adobe, desde ahí se continúa hasta el mirador de “El Saltillo” y alrededores.
Nota1: A lo largo del recorrido desde Cushamen a El Saltillo hay otros caminos y sendas no nombrados en la descripción para evitar confusiones. Por ejemplo el que va al Puente sobre Río Chico.
Nota 2: Las distancias señaladas no son exactas, es recomendable consultar y llevar cartografía y/o imágenes para una mejor orientación.

Fernando Ottone, coordinador de Nómades Aventura.
Cel: 011 15 3202 2989 (WhatsApp)
Email: nomadesaventura@yahoo.com.ar
www.nomadesaventura.blogspot.com.ar
Facebook: www.facebook.com/nomades.aventura

Nómades Aventura: cursos y talleres de supervivencia, autosuficiencia y permacultura.

Equipos individuales de supervivenciaLos contenidos educativos de los cursos y talleres son adaptables a las distintas edades y experiencia de los participantes. Están destinados a grupos escolares y pre-escolares, secundarios, terciarios, universitarios, scouts, clubes, guías e instructores de empresas turísticas y agrupaciones que por sus actividades deban estar entrenados en estas disciplinas. Las fechas y lugares son a convenir.

Además, durante el año, Nómades Aventura realiza actividades dirigidas al público en general, en sitios apropiados al tipo y nivel de los participantes.

Otros servicios que ofrece Nómades Aventura:
Planificación y Diagramación de actividades dirigidas al público de emprendimientos turísticos en áreas naturales.
Trabajos fotográficos y video-filmaciones de naturaleza y actividades de aventura.

El Saltillo, arte de un río
5 (100%) 6 votes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Completa la verificación de abajo con el número adecuado * El tiempo límite ha expirado