Relatos de Viajeros: Humahuaca en bicicleta y fiesta de la Virgen de la Candelaria

Hola, mi nombre es Valmir Roza Lima, soy artesano y hago instrumentos musicales de folclore Brasileño.
Me gusta viajar por América del Sur. Ya tuve la oportunidad de recorrer algunos países en Europa, pero es en Sudamérica donde me siento bien.

Ya conocí muchos lugares en Perú, Bolivia, Chile, Paraguay y Argentina.
En Argentina, estuve varias veces. Las mejores experiencias que viví en Argentina fueron en 2014 y 2015.
Voy a relatar la peregrinación, en Cuchillaco, Humahuaca, que hice en Mayo de 2014.

En mayo de 2014 salí del Terminal de ómnibus de São Paulo, Brasil, con un boleto a Asunción (Paraguay), y de Asunción me fui en ómnibus a Resistencia, Chaco (Argentina) siempre con mi bicicleta en el ómnibus.
En camino a Resistencia hubo un paro y un bloqueo (piquete) en la ruta, quedamos casi un día en la carretera, hasta que llegué a Resistencia por 02:00 Hs de la noche.
Tenia esa noche, un eclipse lunar, y la luna se hacia muy grande y amarillo, una noche mágica. Bien temprano compré un boleto a Salta.
Siempre pagando extra por viajar en el ómnibus con una bicicleta en el valijero.
Llegué a Salta en una mañana buenísima, arreglé mi bicicleta en la terminal de ómnibus y salí a pedalear por “Salta la Linda”.

Fui a visitar el Mercado Municipal, comer un pollo, hablar con las personas y a la Radio Salta a conocer unos locutores que ya escuchaba por internet. En Brasil, escucho muchas radios Argentinas en mi teléfono, y como estaba en Salta fui a conocer mis locutores amigos virtuales.
Conocí, Leonardo Tejerina, y Pollo Zumbay, que hacen el programa “La Tarde con Amigos” uno de mis programas favoritos. Conocí también, Kuki Carrasco el técnico de la radio, una persona muy buena y reforzamos nuestra amistad.
Hablé en la radio y ejecuté unos temas con mi violín de calabaza, que llevé en la viaje.
Esa noche dormí en un hotel, al otro día comenzaría el viaje por La Quebrada.

El día siguiente, después de la comida fui en mi bicicleta, rumbo a Camino de la Cornisa, hacia Jujuy, así comenzó el viaje, por lindos caminos con pocos coches y las rutas estaban tranquilas.
El Camino de la Cornisa, es un camino muy bonito y tranquilo, había varios ciclistas entrenando en el camino y eso me dejó tranquilo.

Llegué a El Carmen a las 18:00, y quedé en el “Haye Hostel”, estaba muy cansado, y dormí mucho. Por la mañana tuve una charla con Pao, la chica que trabajaba en el hostel sobre como sería el camino.

Salí de El Carmen como siempre por la mañana, y por un camino con diques y muchas arboles, me fui en dirección a Jujuy.
Llegué pronto a Jujuy, era Viernes Santo y por eso estaba todo tranquilo, había una vendedora mujer con empanadas en la ruta, paré con mi bici, comí unas empanadas de queso, y atravesé Jujuy por la ruta sin entrar a la ciudad.

Rodando con mi bici, llegué a las 17:00 a Yala donde conocí el Camping “El Refugio”, el cual queda unos kilómetros después de Jujuy.
Llegué con mi bici y la persona que trabajaba allí me recibió bien.

El Refugio, es un buenísimo camping y tiene todo lo que uno necesita.
Recuerdo que en la noche había un restaurante en la entrada del camping, donde comí fideos con pollo, y después, fui a hablar con la persona que maneja el camping.

Dormir en carpas, prender fuego y la parrilla, nos retornan a la naturaleza humana.


En la mañana siguiente, conocí la belleza del lugar, tenia árboles amarillos, rojos y un pequeño rio al lado, muchas parrillas, y mesas por todo lados.
Ese día descansé, arreglé el equipaje y fui a comprar carne para asar.
Compre una carne muy dura, pero yo estaba feliz.
Dormir en carpas, prender fuego y la parrilla, nos retornan a la naturaleza humana.

Pero me di cuenta muy pronto, que no se hace carne asada cuando estas solo. En los camping siempre hay muchos perros, que se sienten atraídos por el olor de la carne, y si uno está solo, no puede alejarse de la parrilla, por tanto no se va al baño, no se puede hacer nada más, hay que asar la carne y comerla. Compartí la carne con mis nuevos amigos, los perros.

Pasé una noche más en carpa, y volví a la ruta, un día muy agradable, pasé por un mirador, y pronto llegué a León, un pueblito muy orgulloso, ya que tiene un monumento, que hace referencia a una gran batalla con los españoles, creo que los campesinos impusieran a los soldados una derrota histórica.

Siguiendo en mi bici llegué a Volcán, muchos dicen que Volcán es la primera ciudad de la quebrada, otros no lo creen. Entré en Volcán, y me fui a recorrer unos caminos rurales, de tierra, muy bonitos. Hay unas posadas con restaurante, muy lejos de la ruta.
Me quedé, charlando con nuevos amigos que hice en una feria de artesanía.
Esa noche, me quedé con mi carpa en unos cobertizos que tenían cerca de la ruta.

La mañana siguiente, yo conocí uno camino costa arriba, muy difícil y penoso, que llaman Bárcena (o Chorrillos). Uno camino pesado en que se hace a pie, y toma mucho tiempo.
Llegué a Tumbaya, por la tarde, y me fui al camping “Esquina del Viento “, muy bueno también, pero el único camping que hay en Tumbaya.
Esa noche en Tumbaya yo vi la llegada de la Virgen a la plaza de la ciudad, que tiene una estatua de San Francisco Solano muy linda.
Me quedé esa noche en Tumbaya y en la mañana siguiente, me fui a la ruta.
Pasé por Purmamarca, y como ya conocía Purmamarca, Costa de Lipan, y Salinas Grandes, me fui derecho en la carretera, hasta llegar a Maymará, ¡ que lindo es Maymará !
Maymará es un pueblito muy hermoso con gente tranquila, y allí comí algo y quedé un poco a descansar.

Pronto me fui a la carretera y llegué a Tilcara, muy cerquita, a 2 horas en bicicleta.
En Tilcara, yo me quedé en Camping “El Jardín”. Ya había estado en Tilcara, pero no en camping, pero el camping estaba bueno y me quedé en Tilcara unos 3 días.

Tilcara, es una ciudad pequeña como las otras de La Quebrada, pero muy linda y el camping El Jardín, muy tranquilo, caminé por sus calles de piedra, comí, hable con la gente, descansé por 3 días y me fui a Humahuaca.

Humahuaca es una buena ciudad, yo había estado en 2010, pero en coche, no en bicicleta.
Comiendo en uno restaurante, conocí Andrea, que me dijo que su papá y su familia harían peregrinación a una montaña, por 3 días para obtener una imagen de una virgen.
Me acerqué a la familia e hice nuevos amigos, y nos organizó el viaje a pie.

Sin embargo tenía dos días antes de la caminata.
Decidí donar mi bicicleta y mi carpa a un Escuela rural, con datos de algunos profesores, fui con mi bicicleta a una escuela que queda lejos de Humahuaca, por la carretera. En la ruta pasó una nena, con muchas cabras, y algunos perros, y uno de los perros me atacó y me mordió la pierna, pero seguí por la ruta.
Llegué en la escuela, me puse el alcohol en la pierna, done la bici, puse mi firma en unos papeles, comí y volví en ómnibus a Humahuaca.

El día siguiente me fui a la montaña a pie, con mis nuevos amigos. Cuchillaco está como a 3.000 mts de altitud, y me costaba caminar, pero lo logré.
Caminamos un día casi hasta llegar a Cuchillaco, una montaña, donde sólo hay una iglesia y nada más, armamos unas carpas de la familia de amigos, y fui a conociendo a otras personas, asamos carne en la noche, y dormimos.
Al otro día hicieron una comida comunal, una misa y en la noche asamos carne nuevamente. A la mañana temprano centenares de personas bajaron caminando todo el día hasta Humahuaca, con la imagen de la virgen de la Candelaria. La gente, las bandas de sikuri, y la declaración de la fe de un pueblo.

Una aventura emocionante, yo fui a esa peregrinación en 2014 y 2015 y siempre voy seguir esta tradición.

Fotos, clic para ampliarlas:

 .:.

¡ Envianos un relato y fotos de tus viajes !

Lee aquí cómo:

www.revistadecamping.com/envianos-tu-relato

.:.

Relatos de Viajeros: Humahuaca en bicicleta y fiesta de la Virgen de la Candelaria
5 (100%) 2 votes

2 thoughts on “Relatos de Viajeros: Humahuaca en bicicleta y fiesta de la Virgen de la Candelaria

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Completa la verificación de abajo con el número adecuado * El tiempo límite ha expirado