Rzepecki – Radiografía de un pesquero extraordinario

Por Daniel Calabrese, www.tigredelosrios.com.ar

Mi ansiedad me había puesto hacía rato en la línea de largada. Desayunado y con los equipos en la mano, comencé a escuchar el sonido del motor de la lancha que se acercaba al embarcadero frente a nuestra cabaña. Claudio y Roberto todavía no habían terminado de alistarse. Bajè entonces desde el deck, saludé a Juan Ramón, y le dije medio en broma, medio en serio:Rzepecki - Radiografía de un pesquero extraordinario

-Juan Ramón, mientras mis compañeros terminan de prepararse… tenemos un lugar a menos de cinco minutos para intentar con el Pacú ?

El guía, Me miró y sin dar lugar a que lo interprete como una broma, me dijo : “Si. Vamos mientras terminan y en quince minutos regresamos a buscarlos.”

Empezamos a golpear la costa del arroyo Abra utilizando una masa con fragancia a vainilla.
Segundo tiro y erro un pique, tercer tiro y meto un pacú. Eso es Rzepecki.

Hay un tramo del Paraná al norte de Itatí y al sur de Yahapé que quizá sea de los sectores mas salvajemente hermosos de nuestro gran río. Con mínima presencia humana y enmarcado por costas exuberantes de vegetación, el río corre en este tramo con generosas dosis de oxígeno que posibilitan albergar a los mas grandes, a los colosales.

Sus árboles costeros poblados de familias enteras de monos, forman una densa cortina vegetal con muchas plantas como el hambaé, el laurel, el ingá cuyos frutos y bayas son alimento predilecto de los peces omnívoros especialmente el pacú y el pyra pitá que habitan esta zona en cantidad y en excelentes portes.

Las costas cuentan con lugares estratégicos para practicar la pesca al golpe, el fly y el bait. Palos sumergidos, barrancas con golpes de agua, desagües y correderas.

Portal de Pesca
www.tigredelosrios.com.ar

 

Hay una condición particular de la zona que de alguna manera explica su riqueza íctica : A diferencia de otros pesqueros del alto Paraná en donde el río se encuentra del lado argentino y las aguas marginales quedan del lado paraguayo, las aguas interiores que nutren de vida al Paraná, se encuentran en Rzepescki. Arroyos, riachos, lagunas y esteros, incubadoras naturales, albergan grandes masas de peces que no sufren la presión de pesca y forman parte de la fauna íctica estable de este pesquero.

Dorados: Los pedregales de puerto Corazón

Habíamos capturado en un rato tres dorados que superaban los 8 kilos. Juan Ramón recibe un llamado y se le escucha diciéndole a su interlocutor “todo dorado chico hasta ahora”. Eso es Rzepecki.

Pedregales que cruzan viniendo desde la costa y se internan en la profundidad del agua.

Otros que nacen y mueren dentro del río. Todos poblados de grandes ejemplares de dorados. Punta cuervo, Punta Naró, las piedras del medio son algunos de los pesqueros ineludibles en Puerto Corazón. Los bancos mas cercanos a la costa paraguaya pueden brindar surubíes enormes.

Era el mediodía habíamos metimos entre muchos “chicos” dos ejemplares uno de 11 y otro de 13 kg , pero Juan Ramón seguía diciendo que no se trataba de los ejemplares considerados grandes en la zona.

A la mañana siguiente volvimos a las piedras con similares resultados. En un embarcación cercana a la nuestra, un pescador peleaba con un ejemplar, salimos con nuestra lancha a testimoniar la captura, la contienda tenía ya mas de quince minutos sin que el dorado subiera a la superficie. Finalmente una dorada que rondaba los 18 kilos pudo ser izada.

Ahí, recién ahí, Juan Ramón se animó a decir que habían aparecido los grandes.

Dorados: La pesca en los palos

La pesca a los palos es como se llama a aquella que en diversas técnicas, se practica probando hacia la costa desde la embarcación. Puede efectuarse con moscas, señuelos o incluso carnada natural. Respecto al dorado el consejo para este pesquero es que tanto señuelos como moscas profundicen. En fly las recomendaciones de los guías es que no se hagan muchos falsos cast. Simplemente se trata de ubicar bien la mosca adelante y atrás de los palos y ganar cantidad de lances con posibilidades. La sugerencia es que se utilicen líneas de hundimiento y moscas con lastre montados en equipos con línea 8/9.

Respecto al bait también hay algunos consejos. Por supuesto todo “muñeco” puede tener resultados, pero lo ideal es utilizar señuelos grandes. Se pesca con artificiales de paletas cortas pero similares en tamaño a los que se utilizan en trolling. También funcionan muy bien los de paleta quebrada que van al fondo. El riesgo de enganche en los palos es alto y el esfuerzo físico de recoger señuelos grandes es sofocante, pero la recompensa puede ser mayúscula. Los guías dicen que suelen salir dorados de dos cifras entre los palos. Vale la pena el esfuerzo.

Los omnívoros

Los omnívoros como decíamos, cuentan con extraordinarios ámbitos en donde se los puede tentar con moscas, señuelos o métodos tradicionales (masa perfumada con esencia de vainilla, coquitos, laurel, hambaé). Son muchísimos y siempre cercanos los pesqueros, pero destacamos dos ámbitos: el arroyo Abra y el Tuyutí.

Portal de Pesca
www.tigredelosrios.com.ar

Son arroyos de aguas de color verde esmeralda y plantas llenas de frutos que se inclinan sobre el río. Los pacúes y los salmones habitan estos ámbitos en donde si se presta atención, se los puede ver a veces en grupos debajo de sus plantas predilectas. También hay otros indicios posibles para los intentos: Los monos alimentándose y dejando caer frutos al río son siempre una pista interesante. Descubrir a las plantas de cuyos frutos se están alimentando y tirar ahí, no en cualquier lado, es clave para tener intentos exitosos.

Hay un momento del año que es ideal para esta pesca. Son los meses de febrero, marzo y abril cuando maduran la mayoría de los frutos.

En fly es adrenalina pura la que brindan estas especies. Son muchas las posibilidades y alternativas para ofrecerles al pacú y al pira pytá. Desde pequeños streamers, pasando por moscas que imiten algunos insectos. Pero en vista de la experiencia y los resultados, sugerimos probar con pequeñas bolitas plásticas que reproducen al coquito, al ingá o al laurel. Las ya famosas “bolitas” son la invención y el producto de la investigación permanente de un gran pescador brasilero llamado Cesar Palma, quien ha desarrollado estos artificiales, hasta lograr imitar el sonido de los frutos al caer al agua y sus diversos estados de maduración. También como alternativa se puede contar con alguna linea de flote para poder navegar la mosca libre y suavemente por sobre algunas salientes y enramadas. Para esots casos llevar moscas con antienganche puede mejorar aun mas la situación.

 

Distintos modelos que imitan frutos típicos, las famosas bolitas de Cesar Palma, las plockmartim
Distintos modelos que imitan frutos típicos, las famosas bolitas de Cesar Palma, las plockmartim
Coquitos artificiales para hacer Fly
Coquitos artificiales para hacer Fly
Vaina del Hamba`e
Vaina del Hamba`e
Fruto del laurel
Fruto del laurel

Ya era las seis y media de la tarde y nos volvimos a meter en el “Abra” donde había hecho la incursión matutina junto a Juan Ramón. Era un pequeño lujo que nos dábamos, ya ampliamente satisfechos por los enormes dorados de Puerto Corazón. Roberto se dispuso a castear con las símiles al coquito. Claudio probaba con señuelos y yo como para completar el menú, decidí golpear con la masa perfumada de vainilla. El borbollón de un ataque fallido desespera a Roberto. Lanzo debajo de un laurel, dejo caer y recojo un poco, a medio camino entre la costa y la embarcación se produce un pique firme, rotundo de un pacú. Seguimos bajando “el Abra”. Nuevamente un buen tiro debajo de un Ingá y esta vez el pacú me ligerea y no lo puedo clavar. Otro a los treinta metros me vuelve a dejar pagando.

“Están todos acá” dice Claudio. Roberto vuelve a tener un ataque y yo vuelvo a clavar otro pacú que ronda los 3 kilos. Nuevamente el pique sobreviene en el momento de recoger un poco la línea. Es evidente que no estoy canchero y pierdo los piques que se dan al momento de caer la masa. Con un poco mas de efectividad, a esa altura tendría 5 pacúes en mi haber. Es increíble, pero lo relatado ocurrió en una bajada de menos de 1500 metros de costa.

Media hora increíble cerrada por la oscuridad de una bella noche que apareció sin permiso.

Eso es Rzepecki.-

Ubicación de Rzepecki: está aproximadamente 100 km al norte de Corrientes Capital. Los aeropuertos más cercanos son los de Corrientes Capital y el de Resistencia Chaco.

Coordenadas: S 27°18’50”, W 57°53’30” – clic aquí para ver el mapa

.:.

Daniel Calabrese
email: info@tigredelosrios.com.ar

Portal de Pesca: www.tigredelosrios.com.ar

Página en Facebook de Tigre de los ríos: www.facebook.com/dorado27

La nota y las fotos pertenecen al portal Tigre de los ríos: www.tigredelosrios.com.ar

.:.

Rzepecki – Radiografía de un pesquero extraordinario
¿Que te parece esta nota?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Completa la verificación de abajo con el número adecuado * El tiempo límite ha expirado